¿Cruzar las piernas es peligroso?

14 Mar, 22 | 20 Comentarios

¿Cruzar las piernas es peligroso?

¿Deberíamos cruzar las piernas sentados?

Los tiempos actuales demandan permanecer una buena cantidad de tiempo sentado, ya que son cada vez más comunes los trabajos frente al computador, además del tiempo que se pasa en el ordenador por motivos de entretenimiento o cualquier otro.

En general, el tiempo que se pasa sentado actualmente es realmente significativo. En ese sentido, la discusión alrededor de cuál es la buena postura al estar sentado y preguntas particulares como si cruzar las piernas es peligroso o no, son cada vez más frecuentes.

A continuación, nos encargaremos de repasar todos los detalles respecto a si cruzar las piernas es peligroso para conseguir una respuesta definitiva.

¿La postura sentada es realmente importante?

Para comenzar, es conveniente tomarse el tiempo de evaluar la importancia que tiene la postura al estar sentado.

Se ha hecho un esfuerzo importante en tratar de enseñar a las personas cómo deben sentarse para evitar dolores e incluso lesiones, sin embargo, no hay evidencia de carácter científico que demuestre una relación directa entre la mala postura y los dolores de espalda.

En términos generales, la postura no importa demasiado cuando se está sentado, al menos no es la protagonista del problema. Si se analizan dos grupos de trabajadores donde un grupo trabaje de pie y otro sentado, las diferencias en los problemas lumbares no son significativas. De esta forma, se demuestra que el gran problema no es la postura.

El protagonista del problema es otro: el sedentarismo. Realmente el problema está en pasar demasiado tiempo en una misma posición, sin movimientos activos y generando un hábito sedentario. Sin importar la posición, pasar demasiado tiempo en ella es lo que genera problemas y causa los problemas de espalda.

A pesar de esto, es importante destacar que sí existen posturas que pueden generar más tensión en el cuerpo. En particular, estar sentado con las piernas cruzadas genera una torsión en la cadera y una tensión en los músculos del perineo al ser una posición asimétrica. Además, puede generar problemas de isquemia en los tejidos que soportan demasiada tensión.

Sin embargo, el gran problema es la inactividad y falta de movimiento. Estar demasiado tiempo en una posición es más perjudicial que cierta postura, es decir, los dolores existirán con cualquier postura mientras se tenga un hábito de inactividad pronunciado.

¿Cuáles son los riesgos de cruzar las piernas mientras se está sentado?

Cruzar las piernas es una práctica habitual cuando se está sentado, algunos lo prefieren por comodidad y otro le dan un valor estético a esta postura. Aunque, como se habló anteriormente, el verdadero problema está en el sedentarismo y mantener una posición durante mucho tiempo, cruzar las piernas sí tienes ciertos riesgos.

Por supuesto, cruzar las piernas no es de las peores cosas que existen en términos de postura. Sin embargo, hacerlo durante periodos muy largos de tiempo puede generar problemas físicos. A continuación, repasaremos algunos de los riesgos que tiene cruzar las piernas mientras se está sentado.

cruzar las piernas sentado

 

Puede generar desequilibrios musculares

Cruzar las piernas puede generar desequilibrios musculares en las caderas y glúteos. Al sentarse en esta posición se ejerce un estiramiento en esta zona y el problema está en que es muy común que se acostumbra a sentarse con una pierna cruzada sobre la otra y no se cambie a la otra después de un tiempo.

Lo más frecuente es que cada uno tenga su forma favorita de cruzar las piernas, es decir, algunos prefieren cruzar la pierna derecha sobre la izquierda o viceversa, pero su posición menos favorita les resulta demasiado incómoda y nunca la utilizan.

De esta forma, se está haciendo que un glúteo se estire más que otro y genera que la pelvis se haga posicione más alta de un lado. Así, se demuestra nuevamente que el problema se centra en convertir una postura en un hábito y no tener la disposición de cambiar la postura con frecuencia.

Cruzar las piernas puede afectar los nervios

Este es uno de los aspectos que mucho suelen ignorar, pero sentarse con las piernas cruzadas sí afecta a los nervios. En particular, al nervio peroneo.

Es común que se sienta un hormigueo particular en la parte exterior de la espinilla y en el pie al sentarse con las piernas cruzadas, esto se debe a estar aplastando y maltratando el nervio peroneo cuando se está en esta posición.

Por ello, la recomendación siempre se centra en no permanecer demasiado tiempo en una misma postura porque esto es lo que genera problemas y dolores.

Tiene algunos riesgos durante el embarazo

El embarazo implica ciertos cambios físicos importantes. Uno de ellos es el cambio del centro de gravedad, este se desplaza hacia delante por el estiramiento del útero, este cambio se siente en las actividades más cotidianas: desde caminar hasta sentarse o ponerse de pie.

Entonces bien, durante algunos meses, las mujeres están en una exploración constante de formas de sentarse o acostarse que le resulten más cómodas frente a los cambios corporales que están experimentando.

Una de las posiciones que resultan cómodas puede ser sentarse con las piernas cruzadas y es importante aclarar que esta posición no genera un problema para la madre ni para el bebé. Sin embargo, aunque no representa un riesgo, sí puede contribuir a la hinchazón de los tobillos o a los calambres en las piernas.

postura durante el embarazo

En ese sentido, más allá de ser una posición cómodo también es una posición que puede contribuir a estas incomodidades. Pero es conveniente mantener en mente que la hinchazón y los calambres son completamente normales durante el embarazo por los cambios físicos que se están viviendo, al sufrir esto lo más recomendable es sentarse con ambos pies en el suelo o elevado.

La varicosis por cruzar las piernas es un mito

La creencia de que sentarse con las piernas cruzadas puede generar varices es un mito. Las varices se refieren a las venas abultadas que salen en las piernas, por lo general son de color azul, rojas o de color carne.

Su aparición tiene lugar en los muslos, las pantorrillas y en la parte interna de las piernas. Aunque cualquier puede tener varices, son más comunes en mujeres mayores y embarazadas.

La causa de las varices está en un problema de las válvulas de las venas, estas se encargan de bombear la sangre hacia el corazón. Son unas válvulas que se abren y se cierran con la intención de que la sangre no baje nuevamente.

Sin embargo, con el paso del tiempo, estas válvulas pierden fuerza o sufren daños y esto hace que, por gravedad, la sangre se vaya hacia abajo y genere una insuficiencia venosa. Entonces, las varices aparecen cuando esta sangre se acumula y genera abultamientos.

Hay diversos hábitos que pueden acelerar la aparición de varices: estar de pie o sentado durante demasiado tiempo es parte de estos. A pesar de esto, no hay evidencia que demuestre que sentarse con las piernas cruzadas pueda generar varices.

Es conveniente aclarar esto porque es común que las varices se tome como uno de los riesgos de cruzar las piernas cuando realmente no es así. Además, la clave para evitar la aparición de varices es el cambio de posición de las piernas durante el día.

Genera un aumento temporal de la presión arterial

El Journal of Clinical Nursing publicó un estudio donde se descubrió un aumento importante en la presión arterial cuando las personas que participaron en las pruebas cruzaban las piernas a la altura de las rodillas, mientras que no aparecía ningún cambio cuando las cruzaban a la altura de los tobillos.

Además, un estudio publicado por el Journal of Hypertension descubrió que se puede generar un pico mayor en la presión arterial cuando se cruzan las piernas poniendo el tobillo sobre la rodilla. Ambos estudio demostraron la relación entre cruzar las piernas y el aumento de la presión arterial, pero se comprobó que se trata de un pico temporal.

Sin embargo, es conveniente evitar mantener las piernas cruzadas por un largo periodo de tiempo, en particular, si se tiene una presión arterial alta.

En términos generales, sentarse con las piernas cruzadas no representa riesgos muy grandes como para generar una emergencia médica. Todos los riesgos están centrados en un hábito a largo plazo que puede generar problemas a partir del sedentarismo.

¿Qué se puede hacer para limitar los riesgos?

Los riesgos que se corren al cruzar las piernas se pueden limitar si se aplican algunos hábitos que ayudan a evitar lesiones y dolores de espalda. A continuación, repasaremos parte de lo que se puede hacer para limitar los riesgos que se detallaron anteriormente.

Cambiar de postura constantemente

Durante todo este artículo se ha hablado de la importancia de cambiar de postura con frecuencia, ya que el mayor de los problemas viene de pasar demasiado tiempo en una misma posición.

Las malas posturas y su relación con los dolores de espalda no tiene una evidencia científica que la demuestre, entonces, más allá de estar buscando una buena postura e invertir energía en ella, lo que realmente importa es centrarse en cambiar frecuentemente de postura y tener estos cambios como hábito.

En realidad, posturas que resulten cómodo para usted son buenas posturas. De nuevo, lo importante es mantenerse al pendiente de cambiar su posición con frecuencia para no incurrir en el error más grave: la falta de movimiento.

Tomar pausas activas

El sedentarismo es el problema más grande cuando se trata de dolores de espalda, entonces, si se quiere limitar el riesgo de una cierta postura el mayor aliado siempre será el movimiento.

En ese sentido, la mejor recomendación es tomar pausas activas con frecuencia. Invertir el tiempo en tomar pausas activas siempre será mucho más efectivo que preocuparse por una postura considerada correcta, ya que no existe un estudio que demuestre la relación entre una postura y los dolores de espalda.

Pero sí está comprobado que el sedentarismo es el gran problema que genera dolores y demás. El tiempo de inactividad y la falta de movimiento son las principales causas de los dolores de espalda.

Teniendo el hábito de cambiar de postura con regularidad y tomar pausas activas con cierta frecuencia, es suficiente para aliviar los riesgos que representa una postura como sentarse con las piernas cruzadas. Es momento de comenzar a moverse y tomarse el tiempo de invertir la energía en movimiento en lugar de buscar lo que muchos consideran una buena postura.

Conclusiones

La postura es un tema muy discutido y las opiniones alrededor siempre tienen algunos a favor y otros detractores. Sin embargo, en el caso particular de estar sentado, la postura no es el gran problema, la falta de actividad lo es y es lo que debe corregirse.

El sedentarismo es el gran problema de la salud y corregir la postura no basta, se debe tener hábitos de movimiento y cambios constantes de posturas. Solo cambiar la postura estando sentado no significa la solución a un problema que es más grande.

Es una realidad que una postura por mucho tiempo puede resultar nociva, pero el causante del problema es el largo periodo de tiempo sin movimiento, no la postura en sí. Por supuesto, lo más conveniente es contar con la mejor postura posible y adoptar hábitos de movimientos cambiando su postura con frecuencia y tomando pausas activas.

Otros artículos que te pueden interesar

20 Comentarios

  1. Rosario Iriarte

    Me parecen interesantes los temas que publican, gracias

    Responder
    • Julien

      Muchas gracias Rosario! nos alegra que te gusten. Vamos a publicar un nuevo articulo cada semana. Si hay temas que te interesan, avísanos!

      Responder
      • Alicia

        Gracias Julien por tu profesionalismo y generosidad.Sigo tus rutinas de ejercicios en YouTube son excelentes. El ejercicio es parte de mi rutina diaria. Lamentablemente estoy pasando un periodo malo por un Síndrome Miofacial que no cede con ningún tratamiento. El ejercicio es lo que más me alivia hasta que mi cuerpo se enfría. Por eso he ido bajando el ritmo e intensidad. Muchos saludos!

        Responder
    • ELIANA

      Gracias Julien! Todos tus artículos son excelentes y muy útiles!!!

      Responder
  2. Estrella Guerrero

    Muy interesante el contenido. Desde hace un año sigo a Julien y sus ejercicios y recomendaciones son excelentes.

    Responder
    • Julien

      Gracias Estrella! Vamos a publicar mas ejercicios de Julien!

      Responder
    • Susana

      Soy docente universitaria. Durante años se enseñó con horas de estudiantes sentados… conseguir que estiren las piernas y que se muevan es todo un reto. Todos cruzan sus piernas y se nita que se levantan adormecidos. Qué les digo, ahora que vuelven a la prrsencialidad?

      Responder
  3. Lucia

    Muchas gracias, Julien por toda la información. Ha sido de muchísima ayuda.. lo sigo desde hace tiempo y aprovecho cada consejo.. Muy generoso

    Responder
    • Julien

      Gracias Lucia!! que lindo leer eso

      Responder
  4. Esther

    Interesante. Ahora mismo tengo un dolor en el gluteo y lo relaciono con cruzar sorpresa la pierna izquierda sobre la derecha. Intentaré cambiar de posición como aconsejas. Muchas gracias

    Responder
    • Julien

      Hola Esther! te puede ayudar si. Además no dudes en realizar algunos movimientos. También puedes probar estos movimientos que te pueden aliviar: https://youtu.be/Rm_iHJmsnyc

      Responder
    • Jessica

      Hola Julien! Saludos desde Costa Rica.
      Me interesó mucho el artículo porque trabajo sentada todo el día y tiendo mucho a cruzar las piernas, sin embargo si trato de levantarme cada cierto tiempo y además hago ejercicio al menos 4 veces a la semana… pero voy a tratar de estar mas consciente de mi postura!
      Gracias por compartir la información!

      Responder
      • Julien

        Super Jessica! Así es, levantarse, hacer pausas y moverse con frecuencia es lo más importante. Hoy subí un nuevo articulo sobre la postura sentada 🙂 No dudes en leerlo

        Responder
  5. María

    Preciso, sin rodeos y claro. Muy atento a nuestra cotidianeidad. Gracias Julien!

    Responder
    • Julien

      Gracias Maria!! me alegra que te haya gustado

      Responder
  6. Eugenia

    Muy buen artículo! En mi caso fue novedoso saber que cruzar las piernas no causa várices per se, sino que el problema es el sedentarismo y la clave cambiar posturas constantemente

    Responder
  7. Matías Adrián Sosa

    Qué útil este artículo. Muchas gracias Julien por hacerlo circular. Y felicitaciones por este nuevo ciclo. Súper útil.

    Responder
  8. Natt

    Aprender de manera consciente es la mejor forma de cuidarnos. Gracias por el espacio para
    Poder conocer más nuestro cuerpo y aprender a quererlo y escucharlo. Tus ejercicios me ayudan y alivian muchísimo! Vamos por más! 💪🏻😉

    Responder
    • Julien

      Con gusto Natt! claro, vamos por mucho mas! Hay tanto para descubrir sobre nuestro cuerpo! Saludos

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This