¿Cuál es el mejor tratamiento para una tendinitis? 

4 Ene, 23 | 0 Comentarios

tratar una tendinitis

Todo lo que necesitas saber sobre como tratar una tendinitis con una buena rehabilitación.

 

Qué es una tendinitis

La tendinitis o tendinopatía se entiende como una disminución de la transmisión de fuerza del músculo hacia el hueso, acompañado de un dolor en el tendón que sufre la afectación. La tendinopatía sigue en avances de investigación, sobre todo en el área relacionada a la rehabilitación que, aunque tiene diversos hallazgos recientes, la necesidad de avances sigue estando presente.

 

Tratamiento de la tendinitis

El tratamiento de la tendinitis ha cambiado rápidamente con el tiempo, la rehabilitación y las fases de tratamiento actuales son diferentes a las de hace una década y seguramente las de la década siguiente también serán distintas.

Por su parte, las investigaciones teóricas son las de mayor avance cuando se trata de la tendinitis. Existen buenas investigaciones y teorías bien respaldadas alrededor de la patología, el funcionamiento de los tendones e incluso de los posibles tratamientos.

Sin embargo, los ensayos clínicos siguen siendo reducidos cuando se buscan investigaciones de alta calidad. Más allá de esto, la evidencia actual demuestra cierto avance en el tratamiento y en la rehabilitación de la tendinitis.

Ahora bien, los planes de rehabilitación para una persona que padece una tendinitis necesitan un razonamiento médico profundo y complejo. La rehabilitación debe estar desarrollada según la actividad cotidiana del paciente, la zona de la tendinitis, la evaluación funcional, el historial médico y mucho más.

En cualquier caso, el enfoque del tratamiento debe estar centrado en mejorar la capacidad del tendón, administrar la carga y recobrar la fuerza inicial. Además, el paciente debe ser asesorado y educado acerca de su actividad para mejorar la rehabilitación.

Rehabilitación para tratar una tendinitis

Las fases de una rehabilitación deben estar centradas en la recuperación de la movilidad y la fuerza de la zona afectada. Tom Goom surgiere 6 fases en un proceso de rehabilitación:

Progresion para tratar una tendinitis

Es una combinacion de las cuatro etapas de Malliaris (ver acá).

Cómo tratar una tendinitis

Fase 1 – Reducción del dolor

La primera fase de la rehabilitación busca reducir sistemáticamente el dolor. Para ello, el especialista recomienda evitar las actividades que ejerzan una carga de compresión al dolor, esto incluye las actividades donde se estira el músculo afectado o donde se comprime directamente el tendón.

Además, es necesario eliminar las actividades que ameriten un ciclo de estiramiento-acortamiento que se produce cuando el tendón funciona como un muelle. Por otro lado, se recomienda hacer ejercicios isométricos supervisados donde no se someta el tendón a compresión exigente.

Finalmente, el especialista también podría recetar el uso de antiinflamatorios como el ibuprofeno para ayudar en esta fase de la reducción del dolor.

Fase 2 – Recuperación de la fuerza

Después de que el dolor haya cesado o se haya asentado, es posible entrar a la segunda fase de rehabilitación donde el foco está en recuperar la capacidad de producir fuerza y gestionar la carga.

Los estudios más recientes han demostrado que la respuesta ante los ejercicios repetitivos no es tan positiva, lo ideal es trabajar con carga pesada que represente un cambio en el músculo y el tendón para mejorar su capacidad de carga.

Por supuesto, las opciones de ejercicios no son únicas para todos los pacientes, todo dependerá de la gravedad de la lesión, el área de dolor, la confianza que tenga en los ejercicios de resistencia y mucho más.

Actualmente, existen diferentes enfoques de rehabilitación para recuperar la fuerza en la zona afectada. Lo más conveniente es no tomar decisiones apresuradas y cumplir con las indicaciones de los profesionales, ya que ellos tienen el mejor criterio para escoger los ejercicios que mejor se adaptan a las necesidades de cada paciente.

como tratar una tendinitis

Fase 3 – Rehabilitación funcional

En muchos casos, las dos primeras fases son suficientes para una recuperación completa y volver gradualmente a sus actividades habituales. Más allá de esto, los casos más graves necesitan una fase adicional: la rehabilitación funcional.

Por supuesto, para entrar en esta fase de rehabilitación es importante que el dolor esté controlado con rigurosidad y la fuerza básica se haya recuperado.

Antes de comenzar a trabajar en la rehabilitación funcional, es conveniente establecer la finalidad: recuperación de requisitos funcionales a través de ejercicios funcionales, mejorar capacidad de carga en la cadena cinética o tratar las disfunciones del movimiento que se relacionan con la tendinopatía.

Durante esta rehabilitación, es importante ir alternando la función muscular, cambiar posiciones, series y repeticiones. Todo esto, con la intención de trabajar el músculo integralmente e ir adaptando los ejercicios para la situación particular del paciente.

En definitiva, la rehabilitación y recuperación de la tendinitis es bastante compleja al necesitar atención personalizada para cada paciente. Los ejercicios deben estar enfocados en mejorar la capacidad de carga, recuperar movilidad, tratar el dolor y darle prioridad a toda la cadena cinética.

Otros artículos que te pueden interesar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This